Noticias

 

Los vecinos de Ortuella y Trapagarán dejarán de padecer el hedor que producía hasta ahora la Sebería García Mendoza ya que a partir del 30 de junio, la planta dejará de emitir estos malos olores.

Ello es debido a la imposibilidad de la fábrica de implementar las medidas correctoras impuestas por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco en la planta y que exigían la implantación de un sistema eolage de dispersión de las emisiones a una altura suficiente para que estas no llegaran a afectar a la población.

Sin embargo esta medida no se ha podido llevar a cabo debido al alto coste económico que requería la misma en la fecha límite impuesta por el Ejecutivo vasco, el 1 de julio. De esta manera y a partir del mes de julio, la planta dejará de emitir los malos olores y se procederá a la limpieza de la planta.

La principal actuación que se llevarán a cabo en la fábrica es que la planta dejará de realizar el tratamiento MER -una técnica de retirada y eliminación de subproductos de la cadena alimentaria por seguridad- que ha sido la actividad causante de los malos olores para la ciudadanía de Ortuella y Trapagarán.

A partir de ahora la severa se dedicará principalmente como planta de gestión intermedia que no causará los hedores y malos olores que solían producir la fábrica hasta la fecha. La planta va a funcionar en vacío, dado a que se procederá a un proceso de limpieza de la instalación durante el mes de julio. “Durante el mes de julio se procederá a la limpieza de la instalación por lo que se podrá ver humo saliendo de la misma. Si bien éste humo será fruto del tratamiento que se efectuaba hasta ahora si no de la combustión del fuel generado en el proceso de limpieza de la planta”, ha explicado el alcalde Saulo Nebreda. Por lo tanto, la fabrica a partir de ahora se dedicará a derivar a otros centros fuera de la Comunidad Autónoma de Euskadi el tratamiento de los productos cárnicos.

La sebería García Mendoza es una empresa dedicada a la transformación de productos cárnicos y se encuentra ubicada desde hace 50 años en el polígono Granada, perteneciente a Ortuella pero que linda con el municipio de Trapagarán.

Los municipios de Ortuella como Trafagarán, así como la plataforma Meatza han realizado diferentes movilizaciones alzando la voz de los vecinos y vecinas de la zona que no han hecho sino sufrir los malos olores. ”Desde el Ayuntamiento de Ortuella agradecemos a la Plataforma Meta el trabajo realizado durante los últimos años, liderando a la ciudadanía de Ortuella y Trapagaran en las diferentes protestas que se han llevado a cabo derivado de los malos olores que producía la fábrica, efectuando una defensa férrea de la calidad de vida de los vecinos y vecinas de Ortuella”, ha enfatizado Nebreda.

Por su parte el alcalde de Trapagarán, Xabier Cuéllar, destacó que ayer era un “gran día para nuestro municipio porque se acaba con esta fase de la historia y aunque el proceso ha sido largo, con reuniones con el Gobierno vasco y vecinos, y finalmente el éxito es que la empresa no va a seguir generando estos malos olores”.