Albisteak

 

El pleno del ayuntamiento de Ortuella ha aprobado el nuevo presupuesto municipal para 2017, que incluye una novedad respecto a años anteriores: por primera vez, las cuentas incorporan las demandas formuladas por la ciudadanía a través de un proceso participativo. “Las aportaciones de nuestras y nuestros vecinos están plasmadas en este documento, de manera que serán ejecutadas en esta misma legislatura” ha destacado el alcalde, Saulo Nebreda. 

En ese contexto, se destinarán cien mil euros para impulsar locales para jóvenes, generar un espacio familiar en la OKE y poner en marcha de un sistema de identificación de ADN para perros. Se trata de las tres propuestas más votadas por la ciudadanía en el proceso participativo realizado en el municipio, tanto vía online como a través de una urna presencial.

Los presupuestos –que rondan los ocho millones 900 mil euros y han sido aprobados con los votos a favor de PNV y PSE, mientras que Borobil y EH Bildu no participaron en la votación e Irabazi no ha podido acudir al pleno- también incluyen “un incremento de las partidas sociales para atender las demandas formuladas por nuestras y nuestros vecinos”, señaló Nebreda, quien remarcó que “se trata de uno de los aspectos centrales de esta legislatura” 

De esta manera, se ha decidido incrementar la partida correspondiente a las Ayudas de Emergencia Social (AES) en 10.000 euros, mientras que las destinadas a Ayuda a Domicilio contarán con otros 30 mil euros. En esa línea, Nebreda afirmó que el ayuntamiento “continuará apostando por distintos programas de intervención social”.

Asimismo, las cuentas aprobadas por la corporación permitirán “aumentar de manera considerable el presupuesto dirigido al mantenimiento de instalaciones deportivas, mobiliario urbano y vías públicas”. También habrá un incremento en las partidas destinadas a los colegios públicos, así como en materia de ayudas de alquiler para jóvenes.  Además, “se continuará con el mantenimiento y mejora del parque de viviendas municipales”, apuntó el primer edil.

El proyecto de rehabilitación del edificio consistorial y de la Casa de la Juventud –dos instalaciones que se encuentran muy deterioradas- también está entre los objetivos del el presupuesto general de 2017. “Este ambicioso proyecto no hipotecara el futuro de nuestro municipio ni afectará su sostenibilidad financiera”, remarcó el alcalde.

Por otro lado, el documento aborda una de las áreas clave para el desarrollo de Ortuella: el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). “Una vez realizada la adjudicación, se empezará a elaborar el PGOU en base al trabajo desarrollado por el consejo asesor”, indicó Nebreda.

“En otras palabras, seguiremos esforzándonos para que Ortuella mejore día a día entre todas todos, lo que nos permitirá hacer un pueblo más cercano y amigable”, agregó.